Sin corrupción
Fecha: 2017-09-07 20:29:09
Compartir Compartir

Seamos francos. Tras el anuncio de un presupuesto millonario para la reconstrucción en el norte, muchos funcionarios públicos empezaron a frotarse las manos y pensar en aquella tajada de la torta que podrían coger de manera ilícita.   


El mismo gobernador regional, Luis Valdez, recordó un estudio del BID que señala que en estos procesos, un 20 por ciento del presupuesto para obras se va en hechos de corrupción. El común de los ciudadanos sabe, sin necesidad de estudios, que cada obra es acompañada de una coima.


Depende de todos nosotros frenar esa lacra en la administración pública y especialmente durante la etapa de reconstrucción. No podemos permitir que unos cuantos personajes se llenen los bolsillos y tengamos obras inservibles que nos expondrían otra vez a la furia de la naturaleza.


Por ello, será importante que el ciudadano se organice, participe y vigile. Que los colegios profesionales asuman su verdadero rol de servicio al país. Que el periodismo cumpla  su labor de investigación y no de adulador de ciertas autoridades. Consejeros, regidores y congresistas deben demostrar una permanente fiscalización;  para eso los elegimos. La Contraloría tiene que acompañar y vigilar desde el principio y no mostrarse como un obstáculo en plenos trabajos.


Pero hay algo más: la voluntad de transparencia de nuestras autoridades. Sé de algunos municipios, en Lambayeque por ejemplo,  que están gestionando para que  todo el presupuesto asignado sea ejecutado mediante la modalidad de obras por impuestos.


Es la mejor demostración de que lo más importante es la obra y no el manejo  del dinero. Se evitan los procesos amañados y las coimas, se reducen plazos y  se garantizan calidad en los trabajos. La gestión edil solo se dedicaría a exigir resultados.


¿Cuántos alcaldes están dispuestos a desprenderse del dinero para tener mejores obras? Precisamente, porque son muy pocos, es que la ciudadanía debe estar vigilante.