Las falacias de algunos políticos
Fecha: 2016-12-20 14:38:19
Compartir Compartir

Una falacia en un razonamiento erróneo o carente de lógica que se expresa en un argumento por ignorancia; o de manera maliciosa, cuando se pretende defender lo indefendible.


La falacias son la especialidad de algunos políticos que, sabiendo perfectamente que sus argumentos no son válidos, los usan para justificarse y tratar de convencer a los ciudadanos, con la intención de “lavarse la cara” frente a la opinión pública.


Un claro ejemplo es lo expresado por los congresistas de la bancada aprista, quienes señalan que no están contra la Ley Universitaria, pues afirman que solo pretenden que se modifiquen algunos artículos de la misma; sin embargo, el proyecto de ley que presentaron en octubre pasado modifica aspectos medulares de dicho cuerpo normativo. La falacia reside, en este caso, en pretender aplicar una regla general (modificar unas cuantas disposiciones no afecta los sustancial de una Ley) a un caso al que no corresponde (pues lo artículos que modifica o suprime son los que regulan aspectos esenciales).


El tema, sin embargo, es mucho más grave, pues el proyecto que apunta a modificar la Ley Universitaria es una seria amenaza contra la reforma universitaria en su conjunto, proceso orientado a implantar la cultura de la calidad.


No se pretende afirmar que la Ley Universitaria es perfecta, hay aspectos que deben mejorarse, pero eso no equivale a corroerla en sus aspectos esenciales, desnaturalizándola, tal como pretende la bancada aprista, con en el beneplácito de grupos de poder económico que gestionan universidades que no aceptan someterse a los procesos de acreditación y licenciamiento, que otras entidades universitarias han emprendido en sintonía con la búsqueda de la calidad y del legítimo interés de los estudiantes de recibir una formación que les permita competir en el exigente mundo laboral de nuestros días.


Corresponde estar vigilantes.