Publicado: 08/09/2017
Marilú Martens hace mea culpa sobre huelga magisterial
Marilú Martens hizo mea culpa y aseguró que no contaban con la inestabilidad del Sutep para solucionar el problema más rápido.

@WebLaIndustria


Por más de cuatro horas, la ministra de Educación Marilú Martens se enfrentó al pleno del congreso durante su interpelación de 40 preguntas. En sus respuestas hizo una mea culpa y aseguró que no contaban con la inestabilidad del Sutep, por ello no consiguió darle una solución rápida a la huelga magisterial.


“Es cierto que esta huelga atípica nos tomó sin herramientas suficientes para poder afrontar con mayor celeridad el desafío… Por ello, sobreestimamos la fuerza y representatividad del comité ejecutivo nacional del Sutep y no avizoramos el nuevo nivel de representación de diferentes dirigentes regionales y provinciales”, refirió.


Marilú Martens explicó que la huelga magisterial le dio una lección dura, pero fue firme en las decisiones que tomó. Sobre todo cuando la intención de la huelga dejó de ser el bienestar del docente y se buscaba terminar con la meritocracia.


Reconoció que la fragmentación del magisterio provocó una demora en la solución. “Las huelgas de este año han evidenciado la fragmentación y división del magisterio lo cual ha representado el principal inconveniente para el logro de una solución al conflicto existente”. Asimismo, aseguró que no se aferra al cargo y si está en el Minedu es por pedido del presidente Pedro Pablo Kuczynski.


La ministra soportó varios impases como la que fue colocada por el presidente del congreso Luis Galarreta que cortó su primera repuesta para pedirle que sea breve. La interpelación se suspendió en la pregunta n. 32 y  se retomó a las 2:44 p.m., varios parlamentarios faltaron a la interpelación.