Publicado: 17/07/2017
Basura pone en peligro la salud pública en El Porvenir
Alcalde Paúl Rodríguez Armas justifica que tres compactadoras se encuentran en mantenimiento, lo cual impide recoger la basura en los distintos sectores.
CONTAMINACIÓN. Cúmulos de basura causa indignación.

Trujillo. Desmonte, cúmulos de basura y miles de moscas causan malestar a los vecinos de los sectores Víctor Raúl, Miguel Grau, Río Seco y Los Laureles, quienes denuncian que los recicladores y personas ajenas al lugar arrojan desperdicios en terrenos baldíos o cerca de los postes de alumbrado público.


En la intersección de la avenida Huayna Cápac con la calle Mayta Cápac, frente al centro de salud y un colegio, hace más de cinco días la presencia de moscas y roedores evidencia un peligroso foco infeccioso. “Pedimos que recojan la basura porque los olores fétidos perjudican al vecindario, los moradores nos vemos en la obligación de ir por otros lugares.


Esto ocurre porque el camión recolector no llega por este lugar”, contó un indignado vecino de Río Seco. Durante los fines de semana la situación suele empeorar en estos sectores por el arrojo de materiales de construcción y las personas en estado de ebriedad que micciona en las calles.


El burgomaestre de El Porvenir, Paúl Rodríguez Armas, asegura que tres de las siete compactadoras están en mantenimiento, por lo que es imposible cubrir todas las zonas críticas o expuestas a factores de contaminación. “Hay quejas de vecinos por la acumulación de basura, pero durante un recorrido por distintos puntos hemos encontrado desmonte y eso nos lleva a deducir posibles construcciones sin autorización”, aseveró la autoridad distrital.