HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

PLAN B

Publicada el 14/04/2019 - 11:21 AM

La Sopa Teóloga, deliciosa tradición de Domingo Ramos


En Semana Santa, el pueblo de Moche presenta a su plato bandera: la Sopa Teóloga.

Cada Domingo de Ramos, Rosa Pantoja Azabache despierta antes de que iluminen los primeros rayos del sol para iniciar un ritual ancestral: la preparación de la Sopa Teóloga. Rosa, al igual que su hermana Alejandrina, forma parte de una estirpe de cocineros mocheros, quienes han heredado los secretos culinarios que dan vida a uno de los potajes más emblemáticos de la gastronomía norteña.

Como si de una creación artística se tratara, los preparativos comienzan el día anterior al inicio de la Semana Santa. El sábado, hombres y mujeres unen esfuerzos para conseguir la carne de las aves criollas. Luego, colocan un buche de pavo inflado en la puerta de sus casas, que indicará a los locales y visitantes que allí se podrá degustar este manjar.

"Comenzamos el día sábado. Matamos a los pavos y colocamos un buche de pavo inflado con cebolla, escabeche y perejil en la puerta. Si lo encuentras es porque allí habrá Sopa Teóloga. Al día siguiente, nos levantamos a las tres de la mañana y el plato está listo a partir de las 10. Aquí preparamos más de 300 platos, vienen de todos lados", explica Rosa Pantoja, hija de Santos Azabache, más conocida como "Doña Santitos", quien en vida fue una de las más importantes exponentes de este potaje.

Pero no siempre fue así. Hasta hace siete años, Rosa se resistía a participar de la preparación de la Sopa Teóloga. "Tenía miedo porque es difícil, no cualquiera la puede preparar bien", confiesa. Sin embargo, en vísperas de las celebraciones católicas, su mamá la animó a confiar en sí misma y preparar el platillo bajo su guía.

"Antes de Semana Santa ella ya estaba delicada, no había quién prepare la sopa. Ella me animó, se sentó a mi lado y me dijo: «Yo te voy a indicar cómo se hace». Así, me fue guiando y sin imaginarlo, me salió muy bien. Allí empecé, ahora me gusta mucho. Tenemos la sazón en las manos", cuenta.

Historia y tradición

La Sopa Teóloga, deliciosa combinación de cabrito, pepián, migas de pan, manteca de chancho, ajíes peruanos y más de 20 ingredientes adicionales, es el plato bandera del distrito de Moche.

El origen de este platillo data de la época de la fundación de Moche, alrededor del año 1550. De acuerdo al historiador Hermógenes Sachún, por eso años llegó el primer sarcedote de la orden de los mercedarios, el teólogo Jhon Alcalde, quien encargó a las cocineras locales preparar una sopa a base de pan y otros ingredientes de su agrado.

"La mujer mochica fue la encargada de hacer la sopa de pan, exclusiva para el teólogo. Para el teólogo y los elementos de culto. Ellos tenían derecho a comer eso, mientras que el pueblo seguía comiendo la comida mochica”, indica Sachún.

Sin embargo, la verdadera tradición inició con el primer matrimonio celebrado en la jurisdicción, en 1650, donde se sirivió la famosa sopa. Desde allí se masificó su consumo en bodas, Domingo de Ramos y otras ocasiones especiales, por lo que hoy en día también es conocida como "Boda Moche" o "Boda Mochera".

La popularidad de la Sopa Teóloga ha sido registrada por cronistas como Felipe Pardo y Aliaga, quien la describe como un "delicioso caldo que puede presentarse a un soberano". De igual manera, Ricardo Palma, en su quinta serie de Tradiciones Peruanas, hace mención a este plato como parte de un gran banquete que prepararon los frailes dominicos por la reconciliación de agustinos y franciscanos, tras el funeral de Francisco Solano.

Para Rosa Pantoja, la forma en la que se presenta este plato es un simbolismo. "Representa al matrimonio, a la pareja. La sopa teóloga representa al hombre y el pepían a la mujer, mientras que la rosca a la unión, los aros", explica.

Emblema de Moche

En la preparación de la Sopa Teóloga también se tiene en cuenta el origen de los ingredientes. Los insumos son obtenidos de la propia tierra mochera: aves de corral, cabritos tiernos, azafrán, el pan en su punto, tomatitos, arroz y ajíes molidos a batán.

Todos estos elementos convierten a este plato en un emblema del distrito trujillano. En el 2008, fue declarado plato típico de la localidad y en el año 2015, el Ministerio de Cultura nombró a la Sopa Teóloga como Patrimonio Cultural de la Nación, como parte de la celebración de la Semana Santa en Moche.

"Es un alimento delicioso, imagina que extranjeros llegan a Moche solo para probarlo. Es lo mejor", agrega Rosa, mientras vigila el pepián y remueve el caldo, que dentro de poco, cautivará a los más exigentes comensales.

Texto: Claudia Chávez | Fotos: Hans Lázaro.

Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    989 248 317

  • ANUNCIOS
  • 949375865 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019