HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Víctor Jara es editor del suplemento Cash.

Por: Redacción La Industria

CASH

Publicada el 03/03/2020 - 12:47 PM

[OPINIÓN] Coronavirus: cuando China estornuda, el mundo se resfría


Los chinos nos compran más de 300 millones de dólares en exportaciones de arándanos, palta, espárragos, mangos, uvas, quinua mandarinas, así como oro y otros metales para fabricar los celulares, computadores, vehículos y maquinaria que se utilizan en la minería y otros proyectos que generan empleo y divisas para la región.

Hace una década, si Estados Unidos no se ponía la bufanda, el resto del mundo se resfriaba con consecuencias letales en las bolsas de valores, mercados, negocios, empresas y resto de agentes productivos y económicos. Hoy el eje del poder económico mundial se ha trasladado al continente asiático, especialmente a China, donde en las últimas semanas se originó un nuevo miedo a la muerte por el coronavirus. 

El miedo a la muerte es natural, pero el coronavirus no solo se trata de una enfermedad que genera temor, desesperación, especulación y hasta fake news en las redes sociales, sino también de un virus que, en caso de no ser controlado y logre expandirse a todos los países, podría perjudicar muy fuerte a varias empresas, generar desempleo y reducir más las expectativas económicas en el orbe.

China concentra un tercio de la economía mundial y es uno de los principales mercados destinos de millones de empresas de todos los países. Además, los chinos no solo nos compran, también nos venden casi todo lo que usamos en el día a día.

Después de Estados Unidos y Suiza, China es el mercado más importante de La Libertad. Cada año los chinos nos compran más de 300 millones de dólares en exportaciones de arándanos, palta, espárragos, mangos, uvas, quinua mandarinas, así como oro y otros metales para fabricar los celulares, computadores, vehículos y maquinaria que se utilizan en la minería y otros proyectos que generan empleo y divisas para la región.

No quiero ser alarmista, pero en los dos últimos meses, por el temor al coronavirus, el dólar subió 4 % y muchas consultoras han reducido sus proyecciones de crecimiento para varias economías.

Mientras China no se ponga la bufanda y siga estornudando por el coronavirus, el resto del mundo continuará resfriándose.


Valora nuestra Nota

Grupo La Industria - 2020