HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 09/04/2021 - 01:24 PM

[Opinión] Elecciones disfuncionales, por Juan Vásquez


Y, en noviembre del 2020, ¡tuvimos tres presidentes en una semana! ¿Qué país aguanta esto?

Un tuitero calificó de “interesante y con sabor fatalista” El discurso de los fariseos, mi columna del último viernes. Puede ser, pero el paisaje mórbido por el aumento de fallecimientos en Semana Santa, cifra que se disparó a 314 muertes por día el miércoles 7 a nivel nacional, no era para menos. Si agregamos-en medio del dolor de las familias peruanas- la obligación para ir a sufragar el domingo 11 y elegir a presidente y congresistas, entre mentirosos y populistas de ultra derecha y fachosos que se etiquetan de izquierda, tenemos los ingredientes para intuir el futuro en los siguientes cinco años. No somos fatalistas entonces. Es lo que ocurre ahora en el Perú, lamentablemente. En las elecciones del 2016, la incertidumbre que agobia actualmente, también nos asaltó en la segunda vuelta con Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori. Escogimos entonces, como había ocurrido 26 años atrás, al padre de la actual primogénita del sentenciado; es decir, al mal menor. Y miren lo ocurrido desde que rescatamos la democracia en 1980: de 9 presidentes elegidos en democracia (incluido Vizcarra dentro de la plancha de PPK), 7 de ellos están denunciados penalmente por corrupción y enfrentan problemas con la justicia. Sólo en el último quinquenio, desde el 2016 hasta la actualidad, el Perú se convirtió políticamente en el país más disfuncional de la región. Arrastramos un sistema de partidos políticos hecho añicos desde el fujimorato y una balcanización o fragmentación peligrosa del electorado, caldo de cultivo para cualquier aventura ultraderechista o ultraizquierdista, expresada en la actual contienda electoral. Tan esquizofrénico ha sido el discurso y escenario político en los últimos cinco años que PPK estuvo menos de dos años en Palacio de Gobierno e incumplió, como era evidente, con todos sus compromisos de campaña: ni agua potable, ni desagüe, menos educación gratuita, tampoco salud pública, infraestructura y lucha contra la corrupción. Fue vacado por la aplanadora congresal del fujimorismo. Igual suerte ocurrió con el sucesor Vizcarra, quien también pasó 24 meses en la casa de Pizarro. Y, en noviembre del 2020, ¡tuvimos tres presidentes en una semana! ¿Qué país aguanta esto? “Es un panorama de mierda-decía recientemente el politólogo peruano Alberto Vergara- pero no es algo excepcional que no tenga antecedentes en el Perú o en América Latina”. ¡Vaya, que consuelo!



Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020