HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 16/04/2021 - 11:47 AM

[Opinión] Encrucijada: ¿Voto o veto?, por Juan Vásquez


El centro, en cambio, como sostienen muchos analistas, se transvasó hacia la izquierda radical, no ideológicamente, sino asqueada por la crisis política y la ausencia del Estado.

No fue necesario llamar a Hayimy- el vidente de Vizcarra- para anticiparse a los resultados electorales del domingo último. Desde la semana anterior se percibía un borrascoso escenario político. “Se está incubando una aventura ultraderechista o ultraizquierdista”, sosteníamos en nuestra columna Elecciones disfuncionales, del viernes 9. Ese día, Hildebrandt en sus trece 534 fue concreto con nombres y apellidos, además de un titular sombrío, pero certero: Atracción por el abismo. Ahora, repuestos del sacudón político y escuchado y leído todo tipo de comentarios e interpretaciones, queda únicamente mirar hacia el horizonte.  Sin embargo, seamos realistas: el país ha quedado políticamente dividido entre derecha e izquierda. El centro, en cambio, como sostienen muchos analistas, se transvasó hacia la izquierda radical, no ideológicamente, sino asqueada por la crisis política y la ausencia del Estado. La derecha, defensora del statu quo, encarnada ahora en Keiko Fujimori y sus posibles aliados, Hernando de Soto y Rafael López Aliaga, versus la izquierda radical, con Pedro Castillo, antisistema, constituyen sombríos personajes de un paisaje político que preocupan. Verónica Mendoza, candidata de la izquierda progre fue rebalsada por la rabia contenida en las regiones andinas más pobres del norte, centro y sur del país, hartas del ninguneo de las élites políticas que dirigieron el país en los últimos 30 años. Hasta el 6 de junio, fecha de la segunda vuelta electoral para elegir a Fujimori o Castillo, hay mucho pan que rebanar. Primero, porque tienen una legitimidad prestada. Entre los dos alcanzaron el 32.4% de los votos válidos y sólo el 26.73% de los emitidos; es decir, apenas 4,4 millones de electores de un total de 16,9 millones que fueron a votar, según ONPE al 99.6% de actas procesadas. Son guarismos nunca antes visto en elecciones presidenciales en América Latina. Segundo, el discurso mediático contra Castillo enfilará al miedo chavista o comunista, o a su revancha clasista, aun cuando éste se declare con perfil conservador. En cambio, de Fujimori, la Fiscalía que la investiga y la ciudadanía la reconocerán como presunta cabecilla de una organización criminal (Fuerza Popular), y responsable de graves delitos contra el Estado, pero que puede sentarse impunemente en Palacio de Gobierno. Y, desde allí tramará su venganza, también clasista, conforme lo dicta su ADN. ¡Qué encrucijada, por Dios! 





Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020