HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 16/04/2021 - 05:36 PM

[Opinión] Consenso y transigencia: única fórmula para ganar, por Raúl Lozano


Eso se debe principalmente a un país fragmentado en donde abunda movimientos, alianzas, frentes y demás que generalmente son coyunturales y que fueron promovidos a nivel de partidos políticos por la Constitución de Alberto Fujimori hace ya casi 30 años.

Prácticamente al 100% del conteo por parte de la ONPE se consolida en la segunda vuelta Pedro Castillo y Keiko Fujimori, ambos no llegan ni al 20% cada uno y entre los dos llegan solo al tercio de los votantes, por lo que 2/3 de los ciudadanos que han sufragado el domingo último no les han dado la confianza. Este es el dilema del Perú en los últimos años, se elige no al que queremos como presidente, sino no elegimos al que no queremos y por descarte el contrincante se alzara con la banda presidencial. Eso se debe principalmente a un país fragmentado en donde abunda movimientos, alianzas, frentes y demás que generalmente son coyunturales y que fueron promovidos a nivel de partidos políticos por la Constitución de Alberto Fujimori hace ya casi 30 años. Pedro Castillo es un candidato con una agenda de izquierda radical para estos tiempos, con programas y propuestas que no sólo han fracasado en el Perú sino en el mundo entero y si quiere ganarse al electorado tendrá que hacer pactos y cambiar ese discurso pues fácilmente tienen un conglomerado de centro y de derecha que no se lo va a permitir. Por otro lado, Keiko Fujimori tiene solo un 14% de voto duro, pero tiene a su favor que ella va ser apoyada por la derecha y el centro, es decir por los que votaron por Hernando de Soto, López Aliaga, Forsyth, Cesar Acuña y porque no por otros pequeños que ven peligrar la libertad, la propiedad y demás derechos burgueses que amenaza Castillo. Ante esta situación tienen cincuenta días los dos contendores para acercarse a los ciudadanos, pero para ello tendrán que cambiar su discurso y sus estigmatizaciones, por un lado, el comunismo y radicalismo de izquierda de Castillo y por otro lado el autoritarismo e intransigencia de Fujimori. Es en esa medida en la que ambos podrán tener más aliados, no sólo como candidatos, sino como gobernantes, puesto que el Congreso de la República se encuentra fragmentado teniendo Castillo 37 parlamentarios y Fujimori 24 parlamentarios y a la vez el fantasma de la vacancia por incapacidad moral seguirá como espada de Damocles sobre la cabeza del gobernante. Sin duda la clave para la gobernabilidad de este país por los próximos cinco años son CONSENSO Y TRANSIGENCIA y de eso quizás prima facie lo tiene más desarrollado Castillo pues no en vano ha sido sindicalista y negociador, aunque Fujimori sabe que ahora más que nunca debe lo debe aplicar.


Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2020