HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 14/05/2021 - 06:04 PM

[Opinión] UNT: la linterna de Diógenes, por Juan Vásquez


A inicios de semana la UNT recordó 197 años de fundación desde que Bolívar y Sánchez Carrión firmaran en Huamachuco el decreto dictatorial, en 1824, bajo un esplendoroso cielo andino.

A inicios de semana la UNT recordó 197 años de fundación desde que Bolívar y Sánchez Carrión firmaran en Huamachuco el decreto dictatorial, en 1824, bajo un esplendoroso cielo andino. Fue una retribución histórica y simbólica para la región por su contribución a la causa libertaria de la Patria. El nacimiento de la primera universidad republicana en Trujillo no solo constituyó un hito que la marcó como tinta indeleble para la posteridad, sino que, a la vez, le planteó el mayor de los retos: iluminar con sabiduría y cual linterna de Diógenes, el camino de luz hacia la magnificencia del conocimiento y de las ideas independentistas en el ámbito de casi un tercio del territorio del Perú. Duele por ello que, en medio de un clima político y social enrarecido por apetitos elitistas que manejan los hilos del poder económico, el sistema universitario en el país haya quedado olvidado por décadas en las políticas de Estado y ahora por los estragos de la pandemia, sin posibilidades de escuchar su voz reflexiva y ponderada. Desde su fundación, la UNT nunca estuvo al margen del acontecer nacional. Las épocas de bonanza- las pocas que tuvo el país- y las crisis políticas y económicas marcaron también el sistema educativo universitario y el rumbo de la UNT. Los tiempos de tiranía-sean civiles o militares- fueron los mejores escenarios que fraguaron el temple de los líderes universitarios y, consecuentemente, de la colectividad regional. La UNT, en suma, siempre ha sido una especie de pequeño país donde se reflejaron las diversas etapas de lo que ocurría a la Nación, para bien o para mal. Y, en esta línea de tiempo, el SER y el HACER, preocupación educativa desde el nacimiento de la UNT ya no son los mismos. Pero, los retos siguen vigentes: convertir a la UNT en una universidad más humana, más sabia, que forme a nuevas generaciones en mejores personas, listas para enfrentar una sociedad compleja, deshumanizada, individualista, banalizada por élites depredadoras y politicastros sin alma y embusteros sin valores. La actual pandemia, no solo desnudó nuestro precarizado sistema de salud, sino expuso la orfandad de políticas educativas y tecnológicas desde el Estado, en la EBR y en el sistema universitario estatal. Por eso, el nuevo estilo de gestión que se advierte ahora en la UNT, más cercano a los agentes económicos y sociales de la región, un intenso reordenamiento académico, dinamización de inversiones productivas y virtualización del servicio educativo y administrativo puede ser, en el actual escenario, un bálsamo en medio de la crisis nacional.



Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

LO MÁS VISTO

No hay noticias recientes


Grupo La Industria - 2020