HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

X

Foto composición: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 25/06/2021 - 01:01 PM

[Opinión] El hermanito “dinamita”, por Juan Vásquez


Si Arce no estuviera investigado por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito entre el 2011 y 2018, periodo en el que adquirió siete propiedades por más de un millón y medio de soles, diríamos que su alejamiento tendría sentido.

Nuestras instituciones implosionan. No es necesario dinamitarlas desde fuera. El último sacudón ocurrió el miércoles 23 cuando se conoció la matonesca carta del fiscal supremo, Luis Carlos Arce Córdova, titular del pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), en representación del Ministerio Público, desde el 2016, y archiconocido en la conversación con su colega César Hinostroza, cabeza visible del caso “cuellos blancos”, donde ambos se autodenominan entre carcajadas, “hermanos dinamita”. El pleno del JNE está compuesto por 5 integrantes, pero en las presentes elecciones quedó acéfalo porque el representante del Colegio de Abogados de Lima nunca fue elegido. Con 4 miembros, entonces, donde el presidente dobla su voto para dirimir acuerdos, la salida de Arce deja por el momento sin quorum al colegiado. Sin embargo, lo hecho por “dinamita” es delito, porque el Art. 16° de la propia ley orgánica del JNE, prohíbe renunciar. Arce utiliza la expresión  “declinación irrevocable”, un eufemismo que persigue lo mismo: dejar acéfalo al pleno. Como bien dice el exprocurador anticorrupción José Ugaz, lo de Arce es la última estrategia para petardear al JNE y postergar los resultados de las elecciones hasta el infinitum. De este modo, Arce se descubre como el “topo” del fujimorismo en el JNE y su alevosa carta no es más que una confesión de parte y evidencia de la más gigantesca operación para desconocer los resultados electorales, según alertó David Hidalgo, periodista de Ojo Público. Por su parte, los politólogos Steven Levitsky y Alberto Vergara, en un artículo en The New York Times, sostienen que Keiko Fujimori y FP han encaminado peligrosamente un golpe electoral, estrategia empleada por Donal Trump durante las elecciones norteamericanas. No es novedad la autodestrucción institucional en la era Fujimori y menos durante la vigencia política de la hija. Sus actuaciones redujeron a cenizas lo poco creíble del Poder Judicial, con el caso “cuellos blancos”. El Congreso con su mayoría aplastante y delictiva apuró su cierre por Martín Vizcarra y, éste cayó en el mismo drama desde el Ejecutivo. Dos años antes, el fujimorismo mandó al abismo a PPK. Si Arce no estuviera investigado por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito entre el 2011 y 2018, periodo en el que adquirió siete propiedades por más de un millón y medio de soles, diríamos que su alejamiento tendría sentido. Pero, no. Va en camino a ir preso por desbalance patrimonial o, simplemente, por omisión de funciones en el JNE.



Valora nuestra Nota

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

LO MÁS VISTO

No hay noticias recientes


Grupo La Industria - 2020