HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Por: Redacción La Industria

TRUJILLO

Publicada el 13/06/2019 - 09:36 AM

[EDITORIAL] La fiesta se acaba


Un enfoque del que se habla poco son las consecuencias que tiene la corrupción a largo plazo. La mayor parte de los analistas coinciden en que los efectos en los partidos son limitados.

La corrupción en el Perú y sus personajes ayer estuvieron atentos esperando la primera condena en el caso Odebrecht, la misma que ha causado varios dolores de cabeza al Perú. Pero desde la ciudadanía, ¿qué estamos haciendo para evitar la corrupción?

Un enfoque del que se habla poco son las consecuencias que tiene la corrupción a largo plazo. La mayor parte de los analistas coinciden en que los efectos en los partidos son limitados. Por lo tanto, al que al final le sale más cara la corrupción es al ciudadano. Una parte de sus impuestos se evaporan en esas corruptelas por agujeros diversos y deja de percibir servicios públicos o una mejora de su calidad de vida, que podrían obtenerse con el dinero evaporado por los corruptos.  

Pero cuántas veces hemos sido los actores principales o testigos para inclinar a alguien a cambiar de decisión o hemos sido convencidos. ¿Cuántas veces hemos presenciado que nuestros funcionarios públicos hacen reparticiones personales con los recursos públicos, y adquieren bienes de forma exagerada, estacionarse en lugares prohibidos porque tenemos el poder de hacerlo, o los empresarios al tener productos en un costo justo al pensar en vender al gobierno incrementan los precios porque “la administración pública tarda demasiado para pagar y así se justifica”. 

¿Se le hace familiar, estimado lector, cumplir las órdenes del jefe por el hecho de serlo sin importar los principios y valores de la ciudadanía?  ¿Algún pago por hacer favores?  ¿No veo, no escucho y no hablo porque puede haber consecuencias graves para mí? ¿Tener acceso a información en el ejercicio de nuestras funciones y ocuparla para obtener ciertos beneficios? 

Todo eso quizá hemos pasado nosotros, por tal motivo es lo mejor tener consciencia y mucha sinceridad.

La conciencia ciudadana es la convicción que posee el ser humano de actuar como ciudadano porque   cuenta con el reconocimiento del Estado del que es miembro, el cual se expresa en prácticas concretas en los ámbitos jurídico, político, económico y cultural, que aseguren su realización como tal.

El conocimiento de que se posee dicho estatus y de su significado, traducido en los derechos y las obligaciones que implica,  es fundamental para construir una conciencia ciudadana. Finalmente, para que se conforme una conciencia ciudadana, el ciudadano debe conocer las formas legitimas de plantear sus demandas. Y si sabe eso, no cometerá actos de corrupción y evitará que otros caigan en ello.


Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    949 711 344

  • ANUNCIOS
  • 949711344 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019