HOY, EN LA PORTADA
DE NUESTRA
EDICIÓN IMPRESA

Foto: La Industria.

Por: Redacción La Industria

ACTUALIDAD

Publicada el 18/08/2019 - 05:36 PM

[Opinión] Un muchacho ‘ardiloso’, por Ricardo Vera Leyva


El escritor y docente Ricardo Vera Leyva realiza algunas precisiones sobre el uso correcto del lenguaje.

Escribe: Ricardo Vera Leyva

«¿Te acuerdas de Marco?», me pregunta un amigo de la infancia al que acabo de ver después de muchos lustros. Mi respuesta es afirmativa, pero, en honor a la verdad, solo tengo un vago recuerdo del susodicho. «¿Te acuerdas cuando jugábamos pelota con él y los otros muchachos en la pampa que quedaba junto al río?, vuelve a preguntarme. Asiento de nuevo, esta vez con mayor énfasis.

En realidad, ni el río ni la pampa existen ya, pero ambos siguen vivos en mi memoria; sin embargo, en ella quedan pocos vestigios de Marco. «Sí que era ardiloso ese muchacho; cómo bailaba a los defensas rivales», dice mi interlocutor y cierra esta parte del diálogo al darse cuenta de que me será imposible disipar la bruma del olvido.

Voy a ocuparme aquí del término ‘ardiloso’, con que mi amigo se refirió a Marco. El adjetivo figura en el «Diccionario de la lengua española» (DLE), con el sentido de ‘astuto, agudo, hábil’. También está registrado en el «Diccionario de americanismos» (DA) en alusión a una ‘persona astuta y hábil’. No obstante, en la práctica el vocablo parece estar en camino de convertirse en un arcaísmo.

Aun así, su empleo es todavía frecuente en algunas regiones, como Piura. Incluso, el profesor Esteban Puig-Tarrats lo incluye en su «Breve diccionario folclórico piurano» (Universidad de Piura), como una expresión propia del habla popular de ese departamento, con el significado de ‘mafioso, pícaro, atrevido, astuto’  [«¡Qué tal china, ardilosa como una zorra! (Jorge Moscol Urbina)]’.

Una voz parecida  es ‘habiloso’ que, según el DLE  se usa en Chile, Ecuador y Perú, para referirse a la persona ‘que tiene habilidad’. El mismo lexicón admite que se trata de una palabra poco utilizada y más bien propia del registro popular. Aquí un ejemplo: «El hijo de don Euclides es habiloso para las matemáticas; en el colegio saca solo veintes». Marco, en cambio, era, al parecer, ‘habiloso’ para humillar a los adversarios con un balón de fútbol, de esos de antaño.

MÁS NOTICIAS>>>[Opinión] Tenga cuidado con el ‘ex’, por Ricardo Vera Leyva



Tag Relacionados:

Valora nuestra Nota

Director Periodístico:
Juan José Bringas Céspedes

Proyectos Digitales:
Franco Larios Martinez

Ventas Digitales:
Ana Peralta Sanchez
Cel. 941 855 561
aperalta@laindustria.pe

Central Telefónica:
044-295757

  • PUBLICIDAD
  • WhatsApp :
    949 711 344

  • ANUNCIOS
  • 949711344 / 949375892 / 949375893

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias directo a tu email

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Grupo La Industria - 2019