free web stats


Publicado: 26/12/2016
Agotamiento de combustible ocasionó accidente de avión
Tragedia en el que murieron 71 personas y en donde viajaba el equipo brasilero de fútbol Chapecoense se esclareció tras revisión de cajas negras.
Compartir Compartir
Avión pudo abastecerse en ciudad amazónica de Leticia.

Bogotá. El agotamiento de combustible fue la causa del accidente de la empresa boliviana Lamia que se cobró 71 vidas, según el informe preliminar de la Aeronáutica Civil colombiana presentado hoy y que muestra varias irregularidades de procedimiento además de descartar la posibilidad de una falla técnica.


           

"Ellos estaban conscientes de que el combustible que tenían no era el adecuado ni era suficiente", dijo en una rueda de prensa el secretario de Seguridad Aérea de Aerocivil, coronel Fredy Bonilla, quien detalló que el piloto conversó en varias ocasiones con la tripulación la posibilidad de hacer una escala para repostar.


A su paso por la ciudad amazónica de Leticia, el piloto, Miguel Quiroga, tuvo esa conversación con su tripulación y decidió seguir directo al aeropuerto José María Córdova de Rionegro, que sirve a Medellín. Las condiciones ambientales hicieron que el consumo de combustible fuera mayor ya que el viento "afectó de forma contraria" durante parte del vuelo.

           

La mayoría de las grabaciones de audio presentadas hoy en Bogotá fueron extraídas de las cajas negras que fueron examinadas en Londres por los fabricantes del aparato, un RJ85, precisó Bonilla, quien señaló que "todo está basado en evidencias".

           

Según la investigación, en el plan de vuelo presentado por el piloto en el aeropuerto de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), la autonomía de la aeronave era de cuatro horas y 22 minutos, exactamente igual al tiempo de vuelo, "describiendo los mismos datos" cuando debía tener combustible para un recorrido mayor.

           

"Debía tener una hora y 30 minutos más (de combustible) que el tiempo de vuelo en forma estándar en cuanto a su autonomía de vuelo", dijo Bonilla.


El viaje con la delegación del Chapecoense el pasado 28 de noviembre no fue la primera vez que el avión de Lamia en que volaban pasó sobre Colombia, ya que lo había hecho en otras ocasiones en las que autorizaron su plan de vuelo porque incluía paradas en el municipio boliviano de Cobija para repostar.


"Sin embargo, dentro de la investigación establecimos que dicha aeronave no aterrizó en Cobija tampoco, siguió hasta Cochabamba. Esto fue permitido por las autoridades de control del tráfico de Bolivia", agregó Bonilla.


Con esos datos, se deduce que el accidente podría haberse producido en alguno de los otros vuelos, sobre los que el funcionario no facilitó más datos.


El informe también revela que cuando el piloto pidió a la torre de control del José María de Córdova que le permitieran aterrizar, pese a que todavía no estaba en la aproximación a la pista, no informa de la gravedad de su situación ni que ya se le han apagado dos de los cuatro motores.


Cuando faltaban 3 minutos y 45 segundos para el accidente, la aeronave quedó sin ninguna fuente de potencia puesto que se apagaron los cuatro motores debido a la falla de combustible. EFE