free web stats


Publicado: 04/06/2018
Argentinas reclaman legalización del aborto con `pañuelazo´
Actrices se sumaron a la concentración frente al Congreso, donde mujeres reclamaron la legalización del aborto, tema que está en discusión.
Compartir Compartir
Así se reunieron decenas de mujeres.

Buenos Aires. Un grupo de populares actrices argentinas se sumaron este domingo a un 'pañuelazo' verde frente al Congreso, junto a decenas de mujeres que reclamaron por la legalización del aborto.


"El aborto existe, puede ser legal o clandestino, pero existe y existió. Queremos que se legalice para que mueran menos mujeres pobres, para que estemos en el marco de la ley, para que el Estado nos proteja en vez de castigarnos", dijo a la AFP la reconocida actriz dramática y directora Cristina Banegas, de 70 años.


Activista por los derechos humanos, Banegas levantó su pañuelo verde, símbolo del Movimiento por el Aborto Seguro, junto a Florencia Peña, Laly Espósito, Gloria Carrá, Jimena Varón, Nancy Dupláa y Florencia de la V, actrices de gran popularidad en Argentina, entre otras artistas.


Con sus pañuelos verdes en alto, emblemáticos de la Campaña por el aborto legal, gratuito y seguro, que empezó hace unos 15 años, las mujeres se convocaron por el "Ni una menos" y por "Aborto legal ¡ya!", en el inicio de un mes clave para su causa.


Un plenario de cuatro comisiones de la cámara de Diputados debe emitir esta semana un dictamen sobre el proyecto de legalización del aborto, que será tratado en el recinto el 13 de junio.


En la cámara baja, las voluntades a favor y en contra están prácticamente igualadas, pero una treintena de legisladores no anticipó su voto, en un país de fuerte influencia de la Iglesia Católica que rechaza de plano su autorización.


En el Senado, donde están representadas todas las provincias, algunas muy tradicionalistas, se prevé mayor resistencia al proyecto legislativo que establece la autorización al aborto voluntario en las primeras 14 semanas de gestación.


El código actual define el aborto como delito y fija penas de uno a cuatro años de cárcel para la mujer que lo practique clandestinamente. Solo se autoriza en casos de peligro de vida o salud de la mujer o cuando el embarazo es producto de una violación.