free web stats


Publicado: 01/10/2016
Buenos Aires prohíbe cualquier tipo de prostíbulo
Una ley votada en la Legislatura obliga el cierre de estos sitios que ofrecen servicios sexuales.
Compartir Compartir
Foto: Cortesía

Buenos Aires. Los delitos contra las mujeres tienen en jaque a la sociedad argentina. Los crímenes sexuales y los episodios de violencia machista son tema de la cotidianeidad en periódicos y canales de televisión.


Buena parte de la comunidad relaciona estos crímenes con la prostitución que se ejerce en algunos locales y departamentos privados. La actividad por cuenta ajena, esto es con un proxeneta, está prohibida en la Ciudad de Buenos Aires por la ley de trata y los convenios que han firmado 193 países en la Organización de Naciones Unidas. Los prostíbulos, además, están prohibidos por la ley de profilaxis, sancionada en 1936. Sin embargo, y como se dice en Argentina, “hecha la ley, hecha la trampa”.


Muchos empresarios de la noche utilizaron hasta ahora un ardid que funcionó a la perfección: registrar los locales como whiskerías y contratar a bailarinas que, en realidad, ofrecen servicios sexuales en ese lugar o en un motel.


La iniciativa fue aprobada este jueves en la Legislatura, con 41 votos a favor sobre un total de 60. La sanción llega apenas una semana después de que el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, ofreciera una misa al aire libre para reclamar, entre otras cosas, por el quite de habilitaciones para estos locales.