free web stats


Publicado: 13/09/2017
Buscan que Trujillo sea una ciudad sostenible y resiliente
El presidente del grupo de trabajo de la CCPLL, Jorge Peirano Serrano detalló las lecciones que nos dejó el Niño Costero.
Compartir Compartir
PERSPECTIVA. Hay una agenda pendiente para modernizar la ciudad de Trujillo.

Con el propósito de convertir a Trujillo en una ciudad líder en el Perú y Latinoamérica hacia el 2050, la Comisión de Urbanismo Sostenible de la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad (CCPLL), liderada por Jorge Peirano Serrano, viene articulando esfuerzos para cumplir dicho objetivo.


En ese sentido, Peirano Serrano, sostiene que para hacer de ser Trujillo una ciudad sostenible y resiliente, se necesitan cumplir las siguientes metas: desarrollo económico sostenible, crecimiento empresarial incentivado, inversión continuada, equilibrio social, utilización adecuada del suelo, crecimiento urbano planificado, servicios básicos eficientes, incorporación de prácticas ecológicas y el incremento de la resiliencia.


Recordó que durante el 2016, se realizó un diagnóstico sobre la ciudad y se determinó sus problemas urbanos, así como sus vulnerabilidades, por lo que el impacto del Niño Costero de marzo de este año fue el resultado de la deficiencia en infraestructura y planificación que tiene Trujillo desde hace mucho tiempo.


Las lecciones


Durante su presentación al Grupo Empresarial Pro Región La Libertad, Peirano Serrano, dijo que las lecciones del Niño Costero son las siguientes: escasez de medidas preventivas, bajo nivel de resiliencia urbana, crecimiento por invasiones y ajeno a la planificación, comunicaciones nacionales norte–sur basadas en una sola vía, puentes críticos sobre el río Virú y Moche.


Asimismo, en Trujillo, el 60% de abastecimiento del agua potable del Proyecto Chavimochic, está alimentado por un solo ducto; las quebradas El León, San Ildefonso y San Carlos, sin ser tenidas en cuenta, con previsiones ineficaces, afectando al corazónde la ciudad.