free web stats


Publicado: 18/10/2016
Camión de Sedalib ocasiona hoyo en Florencia de Mora
Vecinos afirman que siempre se atoran las tuberías de los desagües, piden a las autoridades que mejoren el sistema de alcantarillado de la zona.
Compartir Compartir
El daño ocasionó que aguas servidas invadan las casas.

Más de 10 familias de Florencia de Mora se vieron afectados por la presencia de un gran forado en la intersección de la calle 26 de julio y 2 de junio, el cual fue ocasionado por el propio carro de la empresa de Agua Potable y Alcantarillado de La Libertad-Sedalib. Sin embargo, la más afectada fue una anciana de 85 años, quien manifestó que es la cuarta vez que su casa se empoza por este problema.


Los moradores cerca de las 7 de la mañana se percataron que el buzón de desagüe comenzó a salir agua, por lo que llamaron a Sedalib para que repare el problema y se evite un nuevo atoramiento en las tuberías.


“En la mañana comenzó a salir agua del desagüe,estuvo así media hora por lo que la gente llamó a Sedalib y llegó un carro chico, las personas que estaban dentro miraron y se fueron. Luego pasó una hora y cuarto, cuando vimos que vino otro camión de la misma empresa y cuando estaba bajando se ha hundido, se quedó en el aire”, dijo Rocío Juárez Alcántara, una moradora que presenció el hecho.


Además, contó que los trabajadores que iban al bordo del vehículo se asustaron, debido al ruido que ocasionó la ruptura de la pista. Este hecho produjo que el agua del desagüe empiece a filtrarse a las casas, por lo que algunas personas que realizaban trabajo cerca comenzaron a poner arena para evitar que el agua pase.


Anciana fue la más afectada

La señora Felicita Zavaleta de Contreras (85) fue la que sufrió más daños, pues su pequeña casa se inundo de las aguas servidas que fueron producto del rompimiento del buzón.


“Es la cuarta vez que mi casa se ve afectada, antes se me cayó la pared de mi corral y ahora se ha vuelto a inundar por este problema. He ido hasta la comisaría para que me hagan caso, pero es inútil y cuando llamo a Sedalib la señorita me dice que no hay gente”, sostuvo Zavaleta de Contreras.


Asimismo, su nieto Paolo León Contreras ayudó a la anciana a sacar el agua de su casa y pidió a las autoridades que hagan algo, pues no pueden vivir con el mismo problema siempre.