free web stats


Publicado: 03/12/2017
Conozca a detalle el estado de quebrada San Ildefonso
Especialistas realizan monitoreos diarios en San Ildefonso y El León, para medir factores que determinan la presencia de lluvias.
Compartir Compartir
Foto: La Industria.

 “Estar alerta” es una de las primeras recomendaciones que brindan las autoridades, ante la incertidumbre de la población de una supuesta activación de las quebradas San Ildefonso y El León. “Esto no significa alarmismo, pero si precaución”, refuerzan los inspectores que realizan los monitoreos a diario en ambas cuencas.


Un equipo de La Industria acompañó a los especialistas en una jornada de inspección y constató cómo se realiza la medición de la presión atmosférica, que es la fuerza del aire sobre la superficie terrestre, y la temperatura en las partes altas de las quebradas y en la unión sus ramificaciones. Ambas condiciones son factores determinantes de las precipitaciones.


Medidas de prevención

El gerente regional de Defensa Nacional, César Campaña Alemán, asegura que, en base a los informes, se descarta la activación de las quebradas, pero eso no significa que no se deben tomar medidas de prevención u organización.


“Nuestro trabajo se refuerza con los pronósticos del Senamhi, ente que a veces reporta intensas lluvias, y eso nos permite acudir con todo el equipamiento necesario; sin embargo, hasta ahora solo se presentaron muy por debajo de lo habitual, tal es el caso en la sierra liberteña”, indicó el funcionario.


Formación de las quebradas

La Cordillera de los Andes separa la costa del resto de las regiones naturales del Perú. Las quebradas El León y San Ildefonso se forman en el lado oeste de estas montañas. “Las lluvias en la actualidad están cayendo en el lado este, vale decir para la sierra y la selva; por eso se han presentado lluvias intensas en San Martín y Cajamarca”, recordó.


Este panorama dimensiona la situación de alerta en que vivimos, debido a que esa masa de nubes que está en el lado este de la cordillera, en cualquier momento puede cruzar a la zona costera. “Si esto sucede, es seguro que se activan las quebradas” avizoró.


De igual manera, especialistas manejan la hipótesis de que dentro de las montañas que forman las quebradas hay agua. Cuando se presenta una baja presión atmosférica, el líquido aflora y carga en las pendientes y vertientes. Por ello realizan monitoreos constantes, incluso los fines de semana.


El dato.

El especialista Carlos Bocanegra García propuso un proyecto de microrepresas, en el que las aguas de las quebradas se almacenen y utilicen para regadíos y reforestación, sin embargo, su idea no fue respaldada por los comités de prevención.