free web stats


Publicado: 04/12/2017
¡Consejos! Sepa cómo afrontar las malas notas de sus hijos
Especialista brinda distintos tips para mejorar los hábitos de estudios en sus hijos. Entérate de esto en la siguiente nota.
Compartir Compartir
Foto: referencial.

Finalizando el año escolar la reacción inmediata de muchos padres cuando un niño obtiene malas calificaciones en sus exámenes, es hacerlos sentir culpables a través del maltrato físico o emocional, predisponiéndolos y/o condicionando a sus hijos a tener síntomas depresivos y/o ansiosos. Así lo indica Rolando Pomalima Rodríguez, director ejecutivo de la DEIDAE de Niños y Adolescentes del Instituto Nacional de Salud Mental “Honorio Delgado – Hideyo Noguchi”.


El especialista señala que algunos padres además del castigo físico que infringen a sus hijos reaccionan violentamente contra ellos.  Ante estos hechos, nos deberíamos preguntar: ¿Por qué exigimos buenos resultados,  cuando durante todo el año no los hemos acompañando y/o trabajado al lado de ellos?. Es importante tener en cuenta el estado emocional de nuestros hijos, de cómo se pueden sentir y explorar los motivos que pueden haber originado estas malas notas.


“En la preocupación de las malas notas, muchos padres se preocupan de forma constante porque sus hijos no pueden rendir académicamente. Ante este problema muchos apelan al castigo físico; pero sobre todo  a castigar emocionalmente, haciéndoles sentir mal y culpables. Esto, lejos de ayudar, afecta su salud mental ocasionando en ellos baja autoestima, estados depresivos, ansiosos etc.” acotó el especialista.


Una de las principales causas del bajo rendimiento está el posible bullying o acoso escolar, así como también los problemas personales y la discapacidad específica del aprendizaje.  


El especialista recomendó lo siguiente:


- Hable con su hijo para saber lo que está pasando y hacerlos partícipes de la situación para que puedan involucrarse en la búsqueda de soluciones.


- Los padres son los primeros que deben reflexionar conjuntamente con sus hijos, sobre las malas notas y que estas pueden superarse, con esfuerzo, dedicación y constancia.


- Debemos de felicitar a nuestros hijos cuando están poniendo empeño  en sus estudios. Así podrán sentirse motivados a continuar mejorando.


- Como padres debemos comprometernos en el desarrollo de sus tareas escolares y hacerlos sentir que nos importa.


- Cuando obtienen una mala calificación debemos escucharlos y reflexionar juntos del porqué de ese resultado no favorable.


- Establecer horarios de  estudio y que no sean incompatibles con otras actividades lúdicas, también necesarias para su adecuado y buen desarrollo emocional.