free web stats


Publicado: 26/11/2017
Corrupción es incontrolable en Penal El Milagro
Agentes del Inpe fijan ‘tarifas’ a reclusos. Les cobran para colocarlos en celdas lejos de sus enemigos, para usar celulares y no sancionarlos.
Compartir Compartir
Agentes del Inpe fijan ‘tarifas’ a reclusos.

@WebLaIndustria


Tras las rejas no hay milagros. Nada cae del cielo y todo tiene un precio. El penal El Milagro de Trujillo representa un alto costo para la sociedad.


No de ahora, sino desde hace mucho tiempo. La corrupción y la inseguridad que imperan al interior nos están pasando la factura en las calles. Asesinatos por encargo, secuestros al paso, cobro de cupos, asaltos violentos, y otras aberraciones criminales, son dirigidos desde las celdas de este reclusorio, ubicado a la salida norte de Trujillo.


Esto se da con la facilidad y complicidad de malos elementos del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) que, en teoría, tienen la función de ayudar a resocializar a los presos, pero en la práctica, El Milagro es la sucursal del mismo infierno, donde ellos atizan las brasas. De allí que de ‘centro de rehabilitación’, solo tenga el nombre. En realidad, se trata de una verdadera universidad del hampa, donde existe una pérdida de valores que involucra tanto a presos como a sus propios custodios.


La reciente reyerta que dejó dos internos muertos, uno de ellos degollado, y seis heridos, es apenas una muestra de lo que ocurre adentro. Una selva de cemento en la que manda el más fuerte y el que tiene mayor poder económico. Esta semana, La Industria a través de diferentes fuentes, que pidieron guardar su identidad por temor a represalias, pudo conocer la corruptela que, bajo la sombra, se pasea por pasadizos y rincones de la cárcel trujillana.


Tarifas carcelarias 


“Lo único que falta es que cobren hasta por el aire que respiras, es por eso que la gente se ve obligada a delinquir para poder sobrevivir en su encierro”, comenta un exrecluso justificando los pagos realizados al interior de la cárcel. Y es que los agentes del Inpe tienen la sartén por el mango. De acuerdo a las fuentes, desde que la persona da los primeros pasos en el penal, empieza a conocer las “tarifas” existentes.


“Venden” celdas 


Asimismo, en El Milagro cada espacio se conquista con el poder del dinero. Las celdas se “venden” o se alquilan entre presos, a un promedio de 2 a 5 mil soles. “ Ser dueño de una celda, significa que el día que se tenga visita, toda la celda es solo para él, nadie más la puede ocupar. Ellos pueden alquilarla a otros para tener intimidad, por ejemplo o para un día especial”, sostienen las fuentes. El precio de las celdas varía de acuerdo al pabellón en el cual se ubiquen.


Facilitan venta de droga


La “autorización” para la venta de droga y licor tiene un precio “especial”, según los testimonios. Los agentes permiten la distribución al recibir una comisión para ser tolerantes. Señales de esta complicidad ya se han dado. El 3 de agosto de este año, se halló cerca de 2 kilos de cocaína en la celda del preso Guillermo Enrique Ganoza Cueva.