free web stats


Publicado: 28/10/2016
Denuncian a tres policías de asesinar a un mecánico
Mujer acusó ante el Ministerio Público que efectivos del orden confundieron a su esposo con presunto asaltante y lo victimaron de un balazo en la cabeza.
Compartir Compartir
DETENIDOS. En balacera resultaron heridos dos agentes y detuvieron a estas personas.

Sofía Lizeth Reyes Parimango denunció ante el Ministerio Público a tres policías por homicidio calificado, abuso de autoridad, así como por omisión de socorro y exposición al peligro.


Ella alega que su esposo, Edy Rolando Malaver Sagástegui era un simple mecánico a quien confundieron con asaltante el  pasado 14 de octubre, cuando se produjo una balacera entre efectivos del orden y una banda que atracó una agencia de cobranza, en Santo Dominguito.


Los acusados son los suboficiales de iniciales E.A, M.R y XI, de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del  Interior (Digemin).  


La viuda asegura en su acusación que Edy Malaver, arreglaba una combi cerca al lugar del asalto. A su amigo, de nombre Daren Blas Rojas, se le malogró su vehículo en plena vía Guzmán Barron y le pidió, mediante el hilo telefónico, que viniera a repararlo.


El hombre accedió y se habría concentrado tanto en su labor que no se percató del robo a la agencia. Momentos después, irrumpieron los policías, entre ellos los agentes acusados. Al creerlo un integrante más de la banda, lo encañonaron.


Durante el tirotero, la víctima recibió un balazo en la nuca, que recorrió su cuerpo y perforó el pulmón, riñones, y bazo. El proyectil salió por las nalgas. Wilder Bocanegra Ferrer, abogado de Sofía Reyes, presume que al policía que apuntaba a Edy Malaver se le escapó una bala en pleno tiroteo.


Sofía Reyes indica que los policías en vez de auxiliar a su pareja, lo condujeron al complejo policial ‘Alcides Vigo’ para que se le practique la prueba de absorción atómica, lo que considera ilógico puesto que él no habría estado armado. De ahí pasó a la comisaría ‘El Alambre’ y recién a las 7:00 de la noche (el enfrentamiento empezó a las 5:30 p.m) ingresó al Hospital Regional, donde murió tras un día de agonía.


“Lo primero que debían haber hecho es trasladarlo al centro de salud más cercano para que se le preste la atención médica debida, lo que es un derecho fundamental e inherente a la persona”, expresa en la denuncia.