free web stats


Publicado: 21/10/2016
Dos adolescentes muertos a balazos en Virú y Chao
A uno lo habrían torturado antes de acribillarlo, por La Portada de Huancaco; y al otro lo mataron en el poblado San Carlos, cerca a un restaurante.
Compartir Compartir
Uno de los victimados, tendido sobre la trocha.

Virú. Dos adolescentes fueron torturados y luego asesinados de manera cruel, al parecer por encargo, de acuerdo a las primeras indagaciones del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) Virú.


A decir de la Policía, las víctimas habrían estado involucradas en los atentados sufridos a dos combis en la provincia viruñera. El último caso ocurrió hace unos días en el centro poblado San José.


El primer crimen aconteció al promediar las 3:30 de la madrugada, por La Portada de Huancaco, donde acribillaron a H.R.R. (16), quien fue hallado tendido en el piso, en medio de un charco de sangre. Presentaba dos impactos de bala en la frente, otro en el tórax y un tercero a la altura del corazón. Las piernas presentan quemaduras, al parecer por el tubo de escape de la moto. Se presume que la víctima fue torturada antes de que lo mataran. Vivía en el centro poblado Puente Virú.


De acuerdo a fuentes policiales, los mismos autores del primer crimen habrían ido en busca del otro menor.


Trascendió que dos personas recogieron de su vivienda, en una mototaxi, a J.B.S. (17), conocido como ‘Culano’, luego  lo trasladaron hasta inmediaciones del poblado San Carlos, a 10 minutos de Chao, cerca al restaurante ‘El Mirador’.  Cuando llegaron al lugar, apareció una moto lineal con dos personas a bordo, quienes sacaron sus armas y le dispararon a quemarropa. Dos impactos de bala en la cabeza le causaron la muerte. Luego arrojaron el cuerpo a un costado de la carretera. Junto al cadáver encontraron un revólver y su celular.


Otra versión que se maneja, es que ‘Culano’ viajaba en su moto cuando fue interceptado por sus asesinos. Los enfrentó a balazos, pero finalmente una bala cerca de la oreja izquierda le quitó la vida.


El fiscal William Salinas Anastacio; el médico legista, Juan Carlos Flores Rodríguez; personal de la Depincri y de la comisaría de Chao,  llegaron al lugar para la diligencia de levantamiento del cadáver y posterior traslado a la morgue de Trujillo para la autopsia de ley.