free web stats


Publicado: 09/12/2016
Empieza el peregrinaje hacia la Virgen de la Puerta en Otuzco
Grupos parroquiales de Otuzco emprendieron su penitencia desde Samne hacia el santuario de ‘La Mamita’.
Compartir Compartir
CUESTIÓN DE FE. Diversos grupos de fieles ya caminan a los pies de La Virgen de la Puerta.

Las expresiones de fe hacia la Virgen de la Puerta, con motivo de su fiesta patronal, son diversas, pero la que concentra mayor cantidad de fieles es la peregrinación. El año pasado se llegó a cerca de 14 mil personas y este año se espera un flujo de 16 mil. A pocos días del día central (15 de diciembre) diversos devotos ya empezaron su penitencia.  Es común encontrar grupos familiares o amicales caminando en el trayecto Trujillo – Otuzco dispuestos a rendirse a los pies de ‘La Mamita’.


Dos de ellos, Julio Pérez Armas y Rosa Elena Pérez, llegaron desde España, país en el que radican para cumplir su promesa de venerar a la virgen. El primero de los nombrados contó que por primera vez experimenta la caminata y que procurar llegar para pedir por la salud y bienestar de su familia. Mientras que la mujer le prometió a Margarita Campaña, persona con quien trabaja en Barcelona – Catalán, que caminaría hacia la virgen para que recupere su salud. Ambos peregrinos eran guiados por el trujillano Oswaldo Morales Moreno, quien lleva siete años caminando, pero retorna después de un intervalo de nueve años.


Peregrinación parroquial

Por segundo año consecutivo, los diversos grupos parroquiales de Otuzco también peregrinan desde Samne hacia el santuario para venerar a la Virgen de la Puerta. Al menos 60 personas de los grupos Juan XXIII, Canto y Juventud, Bodas de Caná, Acólitos, Catequesis de Primera Comunión, de Confirmación, Ministerio de la Eucaristía y Marianistas de Radio Chami llegaron el miércoles por la noche a la parroquia de Samne para emprender el peregrinaje al siguiente día.


El vicario parroquial Lenin Segura Fernández contó que la noche del miércoles se ofició una misa con los pobladores del lugar y ayer a las 5 de la mañana, antes de emprender la caminata, nuevamente se desarrolló un oficio religioso.


“El objetivo de esta caminata es fortalecer la fe cristiana de los otuzcanos”, teniendo en cuenta que durante la caminata se pone en ejercicio tres aspectos fundamentales que debe tener cada peregrino: el sacrificio o penitencia, la plegaria y la perseverancia. De ahí que durante nuestro recorrido compartimos la palabra de Dios y alabamos todos los hermanos.