free web stats


Publicado: 15/09/2017
Exceso de trámites dificulta las nuevas inversiones en Perú
Nuestro país ocupa el puesto 134 de 138 naciones en exceso de regulación gubernamental. Además, está en el lugar 131 en calidad de educación primaria.
Compartir Compartir
Foto: referencial.

El Perú atraviesa por uno de sus más grandes desafíos pos Fujimori de los 90, y es que la desaceleración del PBI, las urgentes reformas que exige la coyuntura política, social y económica de estos tiempos, sumados a una crisis de estabilidad gubernamental por parte del Ejecutivo y el Legislativo, han agudizado el escabroso camino hacia el desarrollo.


Según proyecciones desarrolladas por el BCR, se espera que el PBI de Perú cierre el 2017 con una expansión de 2,8 %, mientras que para el 2018, proyecta un crecimiento del 4,2 %. Y aunque son cifras positivas –si comparamos con el resto de países de la Región–, aún es insuficiente para lograr salir de esta burbuja de confort sin cambios sustanciales, aquellos que la sociedad demanda; como lo es en Salud, Educación, Seguridad e incluso en la promoción de inversiones, por ejemplo.


Esto último se ha visto sometido a una serie de trampas burocráticas innecesarias, creando enorme desazón entre los inversionistas y empleados públicos, debido al exceso de trámites que obstaculizan procedimientos administrativos, como la solicitud de una licencia de funcionamiento o la puesta en marcha de un proyecto de enorme impacto a la sociedad.


Visto este panorama, recientemente, el presidente del BCR, Julio Velarde, calificó de “un desastre” el resultado que viene arrojando el país en cuanto a productividad. Y no es para menos, el economista y exministro de Trabajo, Jorge Gonzalez Izquierdo, recordó que un estudio de la Universidad del Pacífico, concluyó que entre el año 1952 y 2014, la productividad en el Perú registró un crecimiento promedio de 0,7 %, indicador muy bajo que imposibilita el desarrollo de un país.


En ese sentido, puntualizó que para que el Perú eleve su competitividad, es necesario que la productividad crezca entre el 3 y 4 % como mínimo.