free web stats


Publicado: 24/10/2016
Gas natural llegará en marzo del 2017 a Trujillo
Combustible se conectado mediante tuberías a los domicilios, industrias, panaderías, peluquerías y otros negocios. En Pacasmayo también se harán conexiones.
Compartir Compartir
Empresa concesionaria está en construcción de primeras obras.

La empresa concesionaria Gases del Pacífico, firma responsable de la distribución de gas natural en siete ciudades del norte del país, dio a conocer que, a la fecha, registra un avance de 80 % en sus obras, por lo que anunció que la llegada de este recurso a la ciudad de Trujillo, se realizará en el primer trimestre del 2017.


La firma señaló que actualmente, la compañía se encuentra finalizando la construcción de sus estaciones de regasificación en cada ciudad, las cuales estarán listas hacia noviembre, e iniciando en los próximos días la instalación de redes de distribución en Trujillo, Chiclayo y Chimbote, las que concentran a más del 70 % de los usuarios de las 114 mil 821 conexiones que se harán en el norte hasta el 2020.


Precisó que en el caso de las localidades de Pacasmayo, Lambayeque, Huaraz y Cajamarca— las obras tienen prevista como fecha de inicio el primer trimestre del 2017.


Refirió que un aspecto fundamental a tomar en cuenta para que la masificación del gas natural sea posible es la construcción del cargadero de gas natural licuado (GNL) de Pampa Melchorita, el cual, como se confirmó recientemente, estará listo en el primer trimestre del 2017. “Desde ahí, camiones cisterna trasladarán el GNL hasta las estaciones de regasificación, en las que será devuelto a su estado gaseoso para, finalmente, este sea distribuido a los hogares, comercios e industrias de cada ciudad”, explicó el gerente Comercial de Gases del Pacífico, Alberto Maradey.


“Con la llegada del GNL a cada una de las estaciones de distrito con que contamos, podremos asegurar el abastecimiento de un amplio sector industrial, para el funcionamiento de calderas, motores y hornos, y de locales comerciales como panaderías, restaurantes, peluquerías, entre otros. Así, sabemos de la importancia que este recurso tiene para el crecimiento y desarrollo económico del norte del país y estamos comprometidos con ello”, puntualizó Maradey.


Se prevé que solo en la ciudad de Trujillo se harán más de 50 mil conexiones en los primeros años de operaciones. A la fecha, la inversión en la operación asciende a más de US$ 43 millones, de un total de US$ 180 millones, monto comprometido según el contrato de concesión firmado con el Estado peruano.