free web stats


Publicado: 14/11/2016
Harán examen antropológico a personas calcinadas en auto
Si bien se conoce la identidad de los ocupantes del carro que explotó ayer en Puerto Malabrigo, falta determinar a quién corresponde cada cuerpo.
Compartir Compartir
Hermanas. Fabiola y Elizabeth Uriol Galvez iban en el auto que chocó y se incendió.

RÁZURI. Los cadáveres de las cuatro personas que fallecieron carbonizadas ayer tras chocar y explotar el auto en el que viajaban, serán analizados en la morgue de Ascope para determinar a qué cuerpo pertenece a cada ocupante del vehículo.


No obstante esta tarea se torna complicada por el estado de los muertos, de ahí que se procederá hoy  a efectuar un examen antropológico y odontológico.


El médico legista de Ascope, Jimy Cosme Vigo,  refirió que “Los cuerpos que hemos recogido están totalmente calcinados y no se pueden identificar. Tampoco había familiares cercanos para que nos den alguna pista. (…) Si con las pruebas programadas no podemos dar con la identificación se tiene que proceder a una prueba de ácido desoxirribonucleico, abreviado como ADN. Esa es nuestra última opción”, acotó.


Como se recuerda, la tranquilidad con que amanece el Puerto Malabrigo ayer se vio interrumpida con un episodio que quedará grabada en la retina de todos sus pobladores. Cerca de las 4:15 de la mañana, cuatro personas tomaron la fatal decisión de continuar la diversión que empezaron la noche anterior en el local Ovni Line de Malabrigo y partieron con dirección a Malabrigo.


Es así como Abrahan Patrick Horna Sotero (25), Juan José Caballero Arroyo (23), Fabiola Uriol Gálvez (24) y Elizabeth Uriol Gálvez (23) abordaron el vehículo de placa B5P-570 y emprendieron un viaje sin retorno, porque - minutos después- perdieron la vida de la forma más cruel: calcinados.


Según el parte policial, eran las 4:30 de la mañana cuando se escuchó una explosión a la altura del kilómetro 13.5 de la carretera de penetración a Paiján. El vehículo siniestrado que transitaba detrás del tráiler de placa W3U-825, que llevaba sacos de harina de pescado, colisionó y terminó volcándose frente al almacén de harina de pescado de la empresa pesquera ‘Copeinca’.


El estruendo alertó a los trabajadores del lugar, quienes al observar el accidente trataron de auxiliar a las víctimas, pero no pudieron hacerlo mucho cuando el balón de GLP del auto explotó y se convirtió en una antorcha gigante.


“Queríamos apagarlo pero nos fue imposible hacerlo. Es más sacamos los extintores pero el fuego devoró de inmediato el vehículos. Las personas al interior tampoco las pudimos sacar”, dijo una persona que presta seguridad en el lugar.


El fiscal mixto de Paiján, Jorge Celis Castro, dispuso que el chofer del tráiler Víctor Arteaga Reyes (49) quede detenido preliminarmente, no obstante se recibió su testimonio en horas de la tarde de ayer. “Hemos procedido a recibir su manifestación la cual por obvias razones no podemos revelar. Todo ha sido anexado a la carpeta fiscal que hemos abierto. Estamos en la etapa de diligencias preliminares para determinar a los responsables de este hecho”, comentó.


Agregó que procederán también a recibir las testimoniales de los obreros que llegaron a apagar el incendio y si es posible practicar otras diligencias complementarias.