free web stats


Publicado: 03/11/2017
Mujer de 98 se muda para cuidar a su hijo de 80 años
Ada Keating de 98 años se mudó hasta la casa de su hijo de 80 años porque necesita cuidados especiales.
Compartir Compartir
Foto: el confidencial.

Web@LaIndustria


Uno nunca termina de ser madre. Y vaya que lo sabe muy bien Ada Keating de 98 años, pues acaba mudarse a una residencia de Liverpool (Inglaterra) con su hijo de 80. Tom llevaba ingresado allí desde el año pasado porque necesita cuidados especiales. Ahora su madre decidió acompañarle para cuidar de él.


 “Todas las mañanas voy a su habitación a darle los buenos días y luego vuelvo a darle las buenas noches. Cuando me voy a la peluquería, está siempre pendiente de mi regreso y me recibe con un enorme abrazo”, contaba la entregada madre al LiperpoolEcho. “Nunca dejas de ser madre”.


La relación entre ellos siempre ha sido muy fuerte. Él es el mayor de sus hijos, nunca se casó y siempre vivió con ella. Además les encanta pasar tiempo juntos, jugando o viendo series. “A veces me dice que me comporte. Es muy buena cuidando de mí”, cuenta Tom. Y con razón. Antes de jubilarse, Ada era enfermera en un hospital.


Madre e hijo suelen contar con las visitas regulares de su nieta Debi y otros miembros de la familia que se dejan caer por la residencia y aseguran que les encanta ver que Ada y Tom están juntos otra vez.