free web stats


Publicado: 26/11/2017
Penal El Milagro: cifras reales sobre el hacinamiento
El penal de El Milagro alberga a más de 5 mil reclusos, cuando su capacidad real es de apenas mil 50 internos.
Compartir Compartir
Foto: Archivo La Industria

El penal El Milagro de Trujillo representa un alto costo para la sociedad. No de ahora, sino desde hace mucho tiempo. La corrupción y la inseguridad que imperan al interior, lastimosamente, le pasan factura a toda la sociedad.


Más noticias >>> Corrupción es incontrolable en Penal El Milagro


El hacinamiento, la falta de personal y la inadecuada infraestructura, son algunos de los factores que contribuyen a la expansión de la corrupción y la multiplicación de los episodios de violencia que, como en la última semana, a pueden llegar a tener desenlaces mortales.


De acuerdo al abogado penalista, Wilder Teatino Ticlio, “la causa del hacinamiento obedece a la actual política criminal que consiste en el incremento de penas para delitos existentes”. Además, el jurista considera que hay un uso excesivo de la prisión preventiva. 


Precisamente, de acuerdo a informes el Inpe, el 50% de 80 mil presos a nivel nacional permanecen tras las rejas con sentencias de prisión preventiva, es decir, que aún están sujetas a investigación.


 El Milagro no es la excepción. Allí el 54.10% de los delincuentes encerrados están en calidad de procesados. En sus diferentes pabellones, alberga a 5.075 presos de alta peligrosidad, cuando su capacidad real es de solo mil 50 internos. 


En lo referido al personal, la prisión de El Milagro solo es custodiada diariamente por 40 agentes del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe). Esto quiere decir que cada agente tiene que velar por la seguridad de más de 120 reclusos, o incluso más, si se tiene en cuenta que también deben vigilar los exteriores y torreones.


De igual manera, solo hay un psicólogo, un solo médico y dos enfermeras para atender a los miles de presidiarios. Una situación preocupante, pues muchos de los reclusos sufren de enfermedades como tuberculosis, sida e infecciones en los pulmones. Además, un buen porcentaje es adicto a las drogas y el alcohol.


Problemas de infraestructura

Las celdas, por lo general de 5x6 metros, fueron construidas para albergar entre 5 y 8 presos dependiendo del pabellón. Sin embargo, muchas de estas son ocupadas por 20 a 35 personas. Duermen en camarotes, hasta debajo de estos y en los pasadizos. Algunos internos hasta dormitan en los baños, a un costado de las letrinas.


Frente al hacinamiento, los mismos presos realizan actividades al interior del penal como polladas, para poder financiar las reparaciones del penal. Aquí el agua potable es restringida, solo la tienen por dos horas al día, el desagüe ha colapsado y el riesgo de enfermedades aumenta día a día.