free web stats


Publicado: 03/12/2017
¿Qué características debe tener un pescado fresco?
Especialistas brindan recomendaciones para reconocer las características de los pescados frescos. Además, sepa en qué condiciones deben comercializarse.
Compartir Compartir
Foto: La Industria.

El pescado es un alimento rico en proteínas y en grasas insaturadas, así como en vitaminas y minerales. Podemos consumirlo en infinidad de presentaciones, entre ellas, nuestro plato bandera: el ceviche. Pero ojo, para aprovechar todos sus beneficios debemos elegir pescados frescos. ¿Cómo reconocerlos?


Para empezar, un pescado fresco debe tener un olor agradable, como una mezcla de agua salada y algas marinas. La pigmentación de su piel debe ser viva y brillante y la consistencia tersa y firme, de tal manera que al presionar con el dedo no deje huella.


De igual manera, las branquias deben tener un color vivo, más o menos rojo brillante, según la especie. Deben estar húmedas y con las láminas separadas. Por su parte, la carne debe ser firme y elástica, brillante y sin cambios de color.


Como dato extra, las escamas de los pescados frescos están firmemente adheridas a la piel, mientras que las de aquellos que ya se encuentran en estado de descomposición se desprenden con facilidad.


Tome nota.

De acuerdo a la nutricionista del programa nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción, D’Janira Paucar, el pescado fresco siempre debe comercializarse rodeado de hielo para garantizar su calidad y valor nutricional. De lo contrario, corre el riesgo de descomponerse.


Así mismo, según la norma sanitaria para las actividades pesqueras y acuícolas (DS N. O 040-2001-PE), en el puesto de venta el pescado fresco debe mantenerse a una temperatura cercana a los 0 ° C. En los exhibidores o en los recipientes utilizados, el pescado debe estar rodeado de hielo de manera tal que se mantenga frío y, al mismo tiempo, a la vista del comprador.


La norma también establece que el hielo que se use para mantener el pescado debe estar limpio y molido, almacenado de manera higiénica y elaborada a partir de agua potable. Además, la mesa de exhibición tiene que ser lavable, de material inoxidable y nunca de madera para evitar la propagación de bacterias.


Paucar recomendó a las personas no recibir el pescado envuelto en papel periódico y exigir que se lo entreguen en una bolsa de plástico transparente y nueva. “No olvide que en la lista del mercado lo último que debe comprarse siempre es el pescado para que se mantenga fresco y así evitar que los miembros de la familia consuman un producto descompuesto”.