free web stats


Publicado: 27/10/2017
Reconstrucción en La Libertad está a la deriva
Mientras que representantes regionales piden salida de Pablo De la Flor, proyectos no avanzan en la macrorregión nororiente.
Compartir Compartir
Congresistas perdonan la deficiente gestión de las Regiones para avanzar en la reconstrucción.

Web@LaIndustria


Luego de que los gobernadores regionales emitieran un comunicando pidiendo la evaluación de la permanencia del director ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC), Pablo De la Flor Belaunde, en el mencionado cargo, ahora sostendrán una reunión clave con la premier Mercedes Aráoz Fernández.


El anuncio lo confirmaron los gobernadores regionales de la macrorregión nororiente, quienes expresarán su preocupación por la demora del avance de la reconstrucción, así como pedirán que se retire a De la Flor del cargo.


“Pablo de la Flor no puede culparnos de incapaces que el tema de la reconstrucción esté retrasado. No ha tenido la voluntad de diálogo con los gobiernos regionales ni locales. Él no tiene equipo técnico (…) Tenemos 7 meses y no tenemos un proyecto de inversión en ninguna parte. El 13 de noviembre habrá un paro regional”, aseveró el gobernador de Lambayeque, Humberto Acuña Peralta.


El gobernador de La Libertad, Luis Valdez Farías, no declaró ante los medios luego de su exposición en el grupo de trabajo congresal. No obstante, dejó en claro días atrás que tampoco deseaba a De La Flor en el cargo, y que solo habían recibido S/ 5 millones 300 mil para mantenimiento de pistas. Por su parte, la autoridad regional de Tumbes, Ricardo Flores Dioses, expresó que fueron dejados de lado.


Sin embargo, los congresistas se mostraron inconformes no solo con De la Flor, a quien también lo quieren fuera de la ARCC, sino también con los gobernadores de las regiones afectadas por los desastres de El Niño Costero. Una de las más críticas fue la legisladora Rosa Bartra Barriga, quien puso la puntería a los gobernadores, en especial a Valdez Farías.


“Más allá de las personas, va por los procesos, por la coordinación, por un levantamiento ineficiente de información para tomar decisiones; una nula coordinación con los actores. Yo creo que ellos mismos deben preocuparse por saber cuán eficientes están siendo para ejecutar el presupuesto que se les ha asignado. Creo que ha habido muchas excusas”, espetó.