free web stats


Publicado: 08/10/2016
Sequía afecta a las azucareras y a más de 5 mil agricultores
Los agricultores del valle Chicama están preocupados porque no cuentan con la suficiente dotación de agua para regar sus cultivos.
Compartir Compartir
Del total de cultivos, solo un 44% puede ser regado.

Casa Grande. El bajo caudal del Río Chicama está afectando seriamente a las empresas azucareras y a todos los agricultores del valle Chicama. La preocupación se ha hecho más evidente tras los recientes informes del cumplimiento de riego demuestran que las azucareras están regando al cierre de setiembre  sólo el 44% de sus cultivos, dejando un 56% sin presencia del líquido.


El volumen acumulado de agua en el año, al cierre de setiembre, es  de 412 millones de metros (mmc) cúbicos de descarga del río, un 45% menos del volumen  acumulado en el año anterior, el cual fue de 754 (mmc). La Junta de Usuarios de Agua del Valle Chicama tiene en sus registros cinco mil 431 agricultores entre pequeños, medianos y las empresas azucareras. 


“Todos, debido al bajo caudal del río Chicama y las condiciones de riego, recibimos agua insuficiente lo que obliga a reducir el riego de campos y dejar de sembrar algunos terrenos. Además, en algunos casos impide programar más de una campaña agrícola en el año y los cultivos como la caña tienen bajos rendimientos. En esas condiciones la agricultura en este valle tiene serias limitaciones”, sostuvo Ronald Romero quien es jefe del Departamento de Recursos Hídricos de las azucareras.


La situación pone en grave riesgo los rendimientos de la caña y la producción de azúcar rubia para el siguiente año. Hay que tener en cuenta que la caña de azúcar es un cultivo que tiene una alta demanda de agua durante el ciclo vegetativo del cultivo  y en los últimos dos años el caudal del Río Chicama ha ido disminuyendo de manera alarmante.


Asimismo, el especialista remarcó que ahora más que nunca es importante culminar las obras de la tercera etapa de Chavimochic. “No hay otra forma, el río Chicama  cada vez se torna más escaso y hay más de cinco mil trabajadores azucareros que dependen de los rendimientos de los campos y la producción de azúcar”, señaló