free web stats


Publicado: 19/11/2017
Trujillo: alerta por siembra de marihuana en universidades
Colectivo presentará proyecto de ley para que centros de estudios procesen cannabis para uso medicinal.
Compartir Compartir
Líder gremial dijo que esta semana presentarán proyecto para permitir cultivos en la UNT o Chavimochic.

@WebLaIndustria


Polémica propuesta. Contra viento y marea –y demostrando que no están dispuestos de dejar de luchar para conseguir sus objetivos–, unas 150 familias que integran la Asociación Marihuana Medicinal de Trujillo remitirán esta semana un proyecto de ley complementario, solicitando al Ejecutivo y Congreso de la República que se autorice el cultivo colectivo de plantas de cannabis en terrenos de universidades trujillanas o del Proyecto Especial Chavimochic (Pech).


Esta polémica propuesta fue anunciada ayer por la presidenta de dicha asociación, María Montoya Vera, quien tras la promulgación de la ley que permite el uso medicinal de la marihuana no escatimó esfuerzos para esconder su disconformidad, pues “esta norma solo da facilidad a los laboratorios farmacéuticos e importadoras” para elaborar la medicina a costos elevados.


“Nosotros pedíamos que esta medicina sea accesible a la población de pacientes con cáncer, VIH, tuberculosis, asma o diabetes que sufre de dolores intensos debido a su enfermedad, a través de la autorización de cultivos colectivos, pero no se aprobó así. Por ello, esta semana, vamos a remitir a Lima un proyecto de ley complementario para que en el reglamento se nos permita establecer convenios con universidades como la UNT (Universidad Nacional de Trujillo), Proyecto Especial Chavimochic o cualquier institución afín con el objetivo de que se pueda cultivar la marihuana en, más o menos, media hectárea de terreno y sean estas mismas instituciones las que procesen la medicina”, aseveró.


 Sin embargo, para evitar un mal uso de estos potenciales sembríos dentro de las casas superiores de estudios, la lideresa del colectivo trujillano dijo que elaborarían una especie de padrón que consigne los nombres de las familias y sus pacientes beneficiarios. Ello con la finalidad de ejercer un mejor control y, de este modo, evitar que “mucha gente muera o siga sufriendo”.


Sin embargo, Manuel Montoya Cárdenas, Decano del Colegio de Abogados, manifestó su incomodidad por este caso.  “No es adecuado pretender que las universidades se dediquen a este cultivo”, dijo.


Asimismo, indicó que el objetivo del proyecto complementario es bueno, pero no se mostró a favor de la siembra en las casas superiores de estudios. “Pretender que las universidades se dediquen al cultivo de esta planta, no me parece adecuado porque son centros educativos. Es como si se pretendiera cultivar en un colegio o en casa”, aseveró.