free web stats


Publicado: 14/03/2018
Un crimen que corre peligro de terminar en la impunidad
Todo indica que el crimen del juez de paz del centro poblado menor de Víctor Haya de la Torre (Huanchaco), va camino a la impunidad
Compartir Compartir

@WebLaIndustria



A más de nueve meses del asesinato del juez de paz del centro poblado menor de Víctor Haya de la Torre (Huanchaco), Visente Contreras Barros (45), no se pudo lograr retener en prisión al suboficial PNP de tercera Arnaldo Augusto Linares Olivares (27).


Linares Olivares, quien trabajaba en la comisaría de Miramar (Moche), estuvo encerrado en el penal El Milagro cumpliendo 9 meses de prisión preventiva, la misma que vence hoy. La fiscal Sara Carola García Arrascue, quien está a cargo del caso, había solicitado al juez Martín Ramírez Sáenz que esta medida se le amplíe por 9 meses más, bajo el argumento de que había existido “dificultad en el proceso”.


García Arrascue culpó al abogado Alex Gonzales Orbegoso de haber interpuesto una serie de acciones que impidió el aceleramiento de las investigaciones. Así, señaló que presentó una tutela de derechos, admitida por el juez Ramírez, la misma que fue objeto de apelación por parte de la fiscalía, siendo admitida y elevada a la Sala Superior de Apelaciones, la cual finalmente la declaró improcedente.


Todo esto, “nos ha colocado en la circunstancia especial de no haberse podido emitir el requerimiento acusatorio con anterioridad, ya que había que contar con lo resuelto por el Superior Jerárquico en cada caso”, señaló en su escrito la fiscal.

Sin embargo, sus argumentos no fueron admitidos por el titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Trujillo, Martín Ramírez Sáenz.

 

>>> Lea más en la edición impresa